jueves, 5 de junio de 2008

Homenaje a Agapito Marazuela y a las Milicias Antifascitas Segovianas


Homenaje realizado el 18 de diciembre de 2006 en la Casa de los Picos

El Foro por la Memoria rinde homenaje a Agapito Marazuela y a las Milicias Antifascistas


M. C./SEGOVIA


El Foro por la Memoria de Segovia rindió un homenaje a la figura de Agapito Marazuela y a las Milicias Antifascistas en las que el folklorista se enroló durante la Guerra Civil.

Alrededor de cien personas se dieron cita en la Casa de los Picos, en un acto en el que intervinieron el doctor en Historia Juan Andrés Blanco, discípulos de Marazuela y la teniente de alcalde del Ayuntamiento de Segovia Concepción Domínguez.

Las actuaciones musicales de Raúl de Frutos, Elisa Serna, Nuevo Mester de Juglaría y La Órdiga amenizaron una jornada que concluyó con una ofrenda de flores al monumento que el folklorista tiene en la capital.

Medalla

El Museo de Segovia cuenta desde el jueves con una nueva pieza dentro de su exposición permanente. Se trata de la Medalla de Oro al Mérito en las Bellas Artes concedida en 1983, a título póstumo, a Agapito Marazuela, por el Ministerio de Cultura.

Desde esta fecha, el galardón ha permanecido en el depósito de la delegación territorial de la Junta de Castilla y León donde, según el delegado territorial, Luciano Municio, «lamentablemente, no podía ser contemplado por los segovianos».

Aunque el Museo de Segovia ya es poseedor de esta medalla de oro, es necesario que se establezca una ubicación definitiva para este galardón.

Según el director del museo, Alonso Zamora, «cuando se abrió este recinto no se dejó un hueco para esta pieza, pues no sabíamos que nos la iban a ceder, por lo que ahora hay que encontrar un sitio dentro de nuestra exposición permanente». Previsiblemente, su lugar esté en la última sala del museo, junto a otras obras de artistas como Emiliano Barral o Zuloaga. La razón de esta posible ubicación sería, según explicó el propio Alonso Zamora, «seguir un orden cronológico de las obras expuestas».

El galardón no se colocará en su lugar definitivo hasta que no se elabore una vitrina y los carteles necesarios que toda obra que se precie ha de llevar consigo.