lunes, 16 de marzo de 2015

Exposición "La II República, esperanza de un pueblo", en la Biblioteca José Saramago. La Vaguada.

Del 6 de  marzo al 6 de abril.
Biblioteca Pública Municipal “José Saramago” de Madrid
C/ Monforte de Lemos, 38. La Vaguada

Documental  “Maestras de la República”
Jueves 12 de marzo: 18:30 horas, Presentado por Eduardo Sabina, FETE-UGT

Conferencia “La II República, Esperanza de un pueblo”
Viernes 13 de marzo: 18:30 horas, por Santiago Vega Sombría, director de la muestra

martes, 3 de marzo de 2015

Entrevista que RNE Segovia ante la polémica del cambio de calles franquistas.

Os dejamos la entrevista que RNE Segovia hizo al Foro por la Memoria de Segovia ante la polémica por el cambio de las calles franquistas, dado que nos pronunciamos con la nota de prensa "Derechos Humanos, impunidad del Franquismo y callejero: el caso de Fernández Ladreda", que podéis leer aquí

Entrevista en RNE Segovia

lunes, 23 de febrero de 2015

Exposición: “La II República, Esperanza de un pueblo". Biblioteca Pública Municipal “Francisco Ayala” de Madrid.

Del 6 de febrero al 6 de marzo. Biblioteca Pública Municipal “Francisco Ayala” de Madrid


Conferencia Jueves 5 de marzo: 19:00 horas, por Santiago Vega Sombría, director de la muestra

Bulevar Indalecio Prieto. Metro Valdebernardo

jueves, 29 de enero de 2015

Derechos Humanos, impunidad del Franquismo y callejero: el caso de Fernández Ladreda


El día 27 de enero fue declarado por las Naciones Unidas Día Internacional de Conmemoración en Memoria de las Víctimas del Holocausto, aniversario de la liberación de los campos de exterminio nazis. Además, se instaba a los Estados Miembros a que inculcaran a las generaciones futuras las enseñanzas del Holocausto con el fin de ayudar a prevenir actos de genocidio en el futuro, y movilizar a la sociedad civil en pro del recuerdo del Holocausto. El Foro por la Memoria de Segovia ha reivindicado en repetidas ocasiones la memoria de todas esas personas que fueron víctimas de las políticas de segregación, concentración y exterminio del Nazismo (entre las que recordamos que también hubo segovianos), dado que el incumplimiento de estos compromisos por parte del Estado español ha quedado más que demostrado a lo largo del tiempo. 
   Aún con estos incumplimientos, el recordatorio del Holocausto ha estado presente esta semana en los medios de comunicación y en actos en toda Europa. Los horrores y crímenes con la Humanidad del régimen nazi son conocidos y están asumidos como tal por el conjunto de la sociedad (salvo posturas negacionistas, preocupantemente en auge).
El régimen nazi fue crucial para entender la victoria del golpe de Estado perpetrado en 1936 contra la II República española. La ayuda económica, militar y logística de la Alemania de Hitler, junto con la Italia fascista de Mussolini, fueron elementos cruciales para la consolidación de la sublevación militar que inauguró los 40 años de dictadura del general Franco. La connivencia de las autoridades franquistas con ambos regímenes fue patente, y hoy está abundantemente investigada por la historiografía.
Cuando una calle se dedica a una persona, es una clara muestra de honor y homenaje a la misma por parte de los ciudadanos del municipio. Cuando se le cambió el nombre a la Calle San Clemente por Fernández Ladreda, éste era Ministro de Obras Públicas nombrado directamente por Franco. Desde luego, precisamente, no fue la ciudadanía (ni una representación democrática de la misma),  quien eligió este cambio. Hoy está en nuestras manos que esta situación cambie, y no olvidemos que los nombres de las calles de una ciudad no son anecdóticos, son muy relevantes por cuanto de repetición cotidiana y memoria colectiva conllevan.
El general José María Fernández Ladreda y Menéndez Valdés fue ministro de Obras Públicas entre 1945 y 1951. Había estudiado en la Academia de Artillería de Segovia entre 1903 y 1908, a la que regresó como profesor de Química y Explosivos. Ejerció como alcalde de Oviedo durante la dictadura de Primo de Rivera y durante la II República había ocupado un escaño en el Parlamento como diputado de la CEDA, aunque siempre demostró su carácter fuertemente antirrepublicano.
Fernández Ladreda fue un destacado sublevado contra la legitimidad republicana votada por todos los españoles en 1931 y refrendada en 1936. Su participación en el golpe de Estado fue clara, incluso existió un batallón que llevó su nombre, el “Batallón de Ladreda”, operando en Oviedo. Tras la guerra Franco le nombró ministro de Obras Públicas.
Cuando paseamos por las calles de Segovia podemos observar cómo la capital sigue manteniendo en el olvido de sus callejeros a los casi 400 segovianos que fueron asesinados, a los cerca de 2800 que sufrieron prisión, a los cientos que sufrieron internamiento en un campo de concentración franquista o nazi, que fueron obligados a hacer trabajos forzados o que fueron despedidos por no haber apoyado el golpe de Estado del 18 de julio de 1936.
En cambio, podemos pasear por la Avenida Fernández Ladreda, una de las principales calles de la capital.
Ante la polémica de estos meses y de las últimas semanas, el Foro por la Memoria de Segovia celebra el cambio del nombre de la calle Fernández Ladreda, aunque este cambio llevaría 8 años de demora.
Dicho cambio debe darse con la aplicación del Artículo 15 de la “Ley 52/2007, de 26 de diciembre, por la que se reconocen y amplían derechos y se establecen medidas en favor de quienes padecieron persecución o violencia durante la guerra civil y la dictadura”:
Las Administraciones públicas, en el ejercicio de sus competencias, tomarán las medidas oportunas para la retirada de escudos, insignias, placas y otros objetos o menciones conmemorativas de exaltación, personal o colectiva, de la sublevación militar, de la Guerra Civil y de la represión de la Dictadura.
El mantenimiento del nombre de la calle, que lleva siendo una humillación diaria para las víctimas de la dictadura que caminaban y caminan por ella, supone una vulneración de los derechos de las víctimas de la dictadura. Víctimas todas ellas con derechos repetidamente ninguneados, ya no solamente no se les repara pública e institucionalmente, sino que se bloquea el procedimiento legal de búsqueda de su Justicia.
Derechos amparados por todo ordenamiento de Justicia internacional que múltiples veces ha apuntado a la imprescriptibilidad de los crímenes franquistas por ser considerados crímenes de lesa Humanidad. Derecho internacional, que también conviene recordar, el Estado español lleva tiempo comprometido a respetar. Denunciamos el modelo español de impunidad del franquismo, mantenido por el Estado a día de hoy.
En cualquier estado democrático europeo parece inaudito que 39 años después de la muerte del dictador perduren en España placas, monolitos, calles y plazas dedicadas a ensalzar al régimen franquista y a sus protagonistas, algo que debería ser insólito en un régimen democrático, dado que los valores dictatoriales y autoritarios no concuerdan con los valores democráticos que deben caracterizar a nuestro actual sistema.
Ni la pasividad, ni los miedos electoralistas del gobierno municipal ni el desconocimiento de los ciudadanos, son argumentos para al mantenimiento de esta situación en nuestra ciudad.



martes, 9 de diciembre de 2014

Exposición: “La II República, Esperanza de un pueblo”

Del 9 de diciembre al 8 de enero. Biblioteca Pública “Iván de Vargas” de Madrid
Madrid. Biblioteca Pública “Iván de Vargas” (Distrito de Centro)
C/ San Justo, 5 con Calle Segovia
10 de diciembre, 19:00- Documental “Maestras de la República”, presentado por Antonio Chazarra (FETE-UGT)
15 de diciembre, 19:00- Presentación de la Exposición: “La II República, Esperanza de un pueblo”, por Santiago Vega Sombría, director de la misma
 Dirección: CALLE  SAN JUSTO,  5   28005  MADRID
Barrio / Distrito:  PALACIO / CENTRO
Teléfono: 917 586 211
Correo: bpivandevargas@madrid.es
Web: es.padlet.com/bpmIVargas
Web Bibliotecas municipales: www.madrid.es/bibliotecaspublicas

martes, 28 de octubre de 2014

Fallece nuestro amigo y compañero Daniel Cristóbal Cuesta



Daniel Cristóbal, entrevistado en 2007 para el documental "Tras las rejas franquistas"
    
         El  25 de octubre ha fallecido nuestro amigo y compañero Daniel Cristóbal Cuesta, tenía 96 años. Lo conocimos en el año 2000 cuando desde el PCE se convocó a la ciudadanía para hacer un homenaje a las víctimas del franquismo en la provincia de Segovia. Entre los que se adhirieron con entusiasmo se encontraba Daniel. Nos escribió una carta a la sede para informar sobre los cinco fusilados de Sepúlveda, por si no los teníamos anotados. Al ver su nombre nos vino a la memoria el corresponsal durante 1936 del Heraldo Segoviano en aquella villa, llamado también Daniel Cristóbal. Con ingenuidad le preguntamos si tenía alguna relación familiar con aquel reportero que escribía sobre las actividades republicanas y obreras en Sepúlveda y, cuál fue nuestra sorpresa, cuando nos dijo, riéndose, que era él mismo. Nos apresuramos a entrevistarle en su casa de Madrid y a partir de ahí nació una gran amistad que ha durado estos catorce años. Participó con generosidad y gran ilusión en todas las actividades que pudo organizadas por el Foro por la Memoria de Segovia: 14 de abril, presentaciones de libros, exposiciones y la inauguración de la placa homenaje en la antigua cárcel de Segovia. Pero, sin duda alguna, en la actividad que más emoción puso fue en la exhumación de Los cinco mártires de Sepúlveda, como Daniel había escrito a modo de homenaje a sus compañeros asesinados por los falangistas. Eran los más significados republicanos y socialistas: Fermín Elías Sanz Velasco (alcalde), Pedro Antón Morata (teniente de alcalde y presidente de la Casa del Pueblo), Antonino Albarrán Moreno (concejal), Luciano Esteban Mansilla (músico) y Ángel Prieto Alonso (maestro).
        Siempre nos obsequiaba con su alegría y buena disposición para contar las penalidades padecidas por haber sido un joven comprometido con la libertad y la justicia social. Con apenas 18 años, en 1936 era el secretario de la Casa del Pueblo de Sepúlveda, corresponsal del Heraldo Segoviano y dirigente de la JSU. Como el resto de hijos de la clase trabajadora, a los 14 años tuvo que dejar la escuela para ponerse a trabajar. La ocupación estaba en una granja avícola promovida por su maestro Ángel Prieto. Pronto entró en contacto con otro importante personaje en la difusión del republicanismo en la tierra de Sepúlveda, Antonio Linaje, cuya vida salvó por estar accidentalmente en Madrid el fatídico verano de 1936. En muy poco tiempo se hizo cómplice inseparable del dirigente republicano, colaboraba con él en las actividades políticas y culturales que éste organizaba: mítines, conferencias, grupos de teatro,… El reconocimiento social del sector republicano y obrero le granjeó la enemistad de las fuerzas vivas conservadoras. Cuando el golpe de estado contra la democracia republicana se convirtió en guerra civil, Daniel como otros republicanos, se escondió en las cuevas del Duratón. Sólo volvieron cuando les prometieron que no les ocurriría nada, una historia tristemente repetida por toda la geografía española. No fue así, fueron detenidos y subidos a una camioneta para ser asesinados en cualquier descampado, pero tuvieron la suerte de que un buen sepulvedano se cruzó con el vehículo y convenció a los asesinos de que no tenían que ensañarse con aquellos jóvenes. Salvaron la vida, pero les llevaron al penal de Burgos, donde padeció las penurias propias de las cárceles franquistas. Con el final de la guerra no acabó la persecución y el castigo por defender las libertades. Como no había hecho el servicio militar con Franco, fue condenado a hacerlo prisionero en Batallones Disciplinarios de Soldados Trabajadores en Guadalajara y Zaragoza. Cuando, por fin, fue liberado, volvió a Sepúlveda para reiniciar su vida 6 años después de su detención. Pero, todavía años después, volvió unos meses a prisión por aportar dinero para ayudar a otros presos en unas recogidas de fondos organizadas por el PCE.
      En 2008 una subvención del Ministerio de Presidencia nos permitió hacer un libro, una exposición y un documental de homenaje a los segovianos presos del franquismo. Fue Daniel quien inauguró la cámara de vídeo adquirida para la ocasión. La entrevista se desarrolló a las afueras de Sepúlveda, con la vista puesta en Castrogoda, la granja avícola en la que había trabajado de joven. Es por tanto, uno de los protagonistas del documental Tras las rejas franquistasLo vimos juntos por última vez en mayo último en la biblioteca Ángel González de Madrid, como actividad complementaria de la exposición La II república, esperanza de un pueblo. Es el último preso en dejarnos. Para siempre nos queda su testimonio, sin ningún rencor, pero con la pena de no haber conseguido el merecido reconocimiento por parte del Estado democrático por el que luchó.

Hasta siempre, compañero del alma, compañero
Salud y República
Foro por la Memoria de Segovia

Foto de Daniel Cristóbal, prisionero en el Batallón Disciplinario de Soldados Trabajadores Penados nº 47, en Sigüenza

Podéis verle y escucharle  en el documental "Tras las rejas franquistas" hacia el minuto 5:34

miércoles, 3 de septiembre de 2014

Exposición “2ª República: Esperanza de un pueblo” Villa de Vallecas (Madrid). Septiembre 2014



Exposición “2ª República: Esperanza de un pueblo”

Villa de Vallecas (Madrid). Durante todo el mes de Septiembre de 2014

Biblioteca Pública Municipal Gerardo Diego

Villa de Vallecas (Madrid)

c/ Monte Aya, 12

(Metro Villa de Vallecas – línea 1)

Septiembre 2014


Actos (19:30 h):

12 de septiembre: Charla-coloquio “La II República, esperanza de un pueblo”, por Santiago Vega Sombría, director de la muestra

18 de septiembre: Vídeo-fórum sobre el documental “Las maestras de la República”